¿NECESITAS UN TRADUCTOR PROFESIONAL DE INGLÉS ESPAÑOL?

Pilar Pla¡Hola! Soy Pilar Pla, traductora profesional y la CEO de esta empresa. Si estás buscando un traductor profesional de inglés a español y de español a inglés, estás en el lugar adecuado.

¿Por qué somos los mejores? Porque todos nuestros traductores profesionales son nativos y traducen hacia su lengua materna. Además, todos tienen una amplia experiencia y se especializan en distintos ámbitos.

¡Escríbeme!!! pilar.pla@tradupla.es

Te atenderé yo misma y buscaré la mejor solución para tu proyecto.

¿Qué necesitas? ¿¿¿¿¿¿??

Sé que no tienes tiempo para consultar cada tipología de traducción. Por eso, llámame +34 677 899 554 o mejor, escríbeme pilar.pla@tradupla.es y te lo resuelvo en cinco minutos.

¡Lo necesito ya!

 

Si lo que tienes son otras consultas sobre cómo conseguir empleo de traductor inglés o tarifas, busca en el índice.

Trabajo de traductor profesional de inglés a español y de español a inglés

¿Es fácil conseguir un puesto de traductor profesional de inglés a español y de español a inglés?

A priori, parece ser que sí. Estamos eligiendo dos idiomas: seguramente el nativo y el segundo más hablado de nuestro país, por lo que la dificultad se reduce considerablemente. ¿Realmente es tan sencillo como parece?

Trabajar como traductor de inglés a español y de español a inglés requiere formación, constancia y dominio de ambos idiomas. Los traductores profesionales siempre traducen a su lengua materna y deben documentarse para cada proyecto.

No solo basta con saber dos idiomas medianamente bien y proceder a cambiar un texto de una lengua a otra. La cosa va más allá, si no, no existiría la carrera universitaria de traducción e interpretación. A esto se le une la gran demanda que existe de dicho puesto. Como veníamos adelantando, son los dos idiomas principales por excelencia en nuestro país.

 

¿Cómo conseguir empleo como traductor profesional de español a inglés?

Lo primero, y más importante, es poseer la titulación de traducción e interpretación. Además, para trabajar como traductor en un campo específico, sí se debe tener una especialización para trabajar de ello.

traductor de español a ingles y de ingles a españolDentro de este aspecto se engloba el poder trabajar de traductor técnico, económico, literario, audiovisual o también jurídico. Aquí entrarían la traducción de documentos oficiales.

Ya elegida la especialización, llega lo más importante para trabajar como traductor de inglés a español de español a inglés. Se trata de buscar empleo como traductor freelance o como contratado para una empresa que necesite servicios de traducción. También puedes echar el currículum en agencias de traducción en España como la mía o en el extranjero.

Para la primera opción, centraremos la búsqueda en clientes finales que necesiten un traductor de inglés a español y viceversa. Es fácil, pues casi todos los encargos que se realizan en nuestro país versan sobre esos dos idiomas.

Para la segunda vía, la de ser contratado por un negocio, recomendamos registrarse en portales de empleo y redes especializadas.

Si nos interesa un puesto como traductor de español a inglés y de inglés a español, tendrás mucha variedad donde elegir. Casi todas las empresas necesitan este tipo de traductores, pues su objetivo principal es traducir su página web al inglés.

Podemos acudir a portales como:

LinkdIn – gratuita, y una de las más conocidas globalmente

Proz – la mayor comunidad de lingüistas del mundo

TranslatorsCafe – portal especializado de gran afluencia de traductores

Langmates – enfocada al inglés, es una red social muy usada actualmente

Tools4Translation – se comparte mucha información interesante para futuros traductores

 

Requisitos para trabajar como traductor profesional de inglés a español y español a inglés

Existen muchas características que debe poseer un buen traductor oficial de inglés a español, pero hoy vamos a simplificarlas. Esto se visualiza, sobre todo, a la hora de ser contratado como profesional para traducir.

traductor de inglés a español de español a inglésLo primero que debemos tener es un trato personal en cada encargo que tengamos. Es decir, ser un buen profesional de la traducción que sepa llegar de manera más individualizada a sus clientes. Un profesional que sepa trasladar la cultura origen a la cultura meta.

No elegir cada proyecto de manera neutra y tratar a los clientes como simples cifras económicas a final de mes, ¡ve más allá! Esa puede ser la diferencia entre que nos escojan y no.

Resalta tus puntos fuertes en el CV que te destacan como un buen traductor español ingles profesional. No menciones los puntos débiles, así no tendrás que explicar algo de lo que aún no eres experto/a.

El siguiente requisito para ser contratado o tener trabajo freelance como traductor de inglés a español es estar localizable.

Sobre todo, si vamos a ser traductores/intérpretes autónomos, este punto es determinante. No podemos dejar pasar un cliente porque no estemos disponibles para coger una llamada o responder a un mail a tiempo.

Cierto es que tenemos que tener establecidos nuestros tiempos de trabajo diario. Sin embargo, no podemos perder un trabajo por dejar en una lista de espera a un cliente potencial. Tenemos que estar atentos al teléfono, email y redes sociales para coger al vuelo las posibilidades que surjan para nosotros.

Otros requisitos secundarios, pero no menos importantes para ser traductor profesional de inglés

Seguimos con más requisitos para ser un excelente traductor de inglés a castellano. Tenemos que ser igual de contundentes para decir que no a otros encargos que no sean de nuestra especialidad. El saber decir no también se entrena y se va adquiriendo experiencia con el paso del tiempo y la profesionalidad.

traductor de ingles a español y de español a inglesSi te llega un trabajo de traductor de inglés a español y de español a inglés no factible, no lo cojas. No tengas miedo a que no vayan a salir más: una retirada a tiempo es una victoria.

Por último, debe primar que es trabajo y que no regalamos el tiempo a nadie: aunque traducir sea nuestra pasión, tenemos que vivir de algo.

Otro punto a tener en cuenta es la constancia. Ser constate en nuestro trabajo, sin desesperarnos o desistir porque un encargo no salga o nos veamos bloqueados. En cualquier trabajo que se precie, no solo en los servicios de traducción inglés español, las personas tienen sus altibajos. No hay que tirar la toalla, hay que hacerles frente y resolverlos con profesionalidad.

En los inicios de un traductor jurado inglés español suelen ocurrir estos momentos de bajón y, como profesionales, debemos saber cómo afrontarlos.

Seguir las pautas de un buen traductor profesional. Este punto podría ser el culmen de la excelencia de un buen traductor de inglés a español. Marcarse pasos a seguir cuando conseguimos el primer cliente potencial, dar a conocer nuestro perfil, aplicar las tarifas, etc.

A la larga, nos llevará a conseguir el trabajo y si ofrecemos una traducción de calidad, puede que repita.

Tarifas de traducción inglés español o español inglés

Las tarifas de traducción inglés español suelen ser más baratas que las tarifas de traducción español inglés. ¿A qué es debido? El traductor profesional nativo de inglés normalmente vive en un país distinto a España y las tarifas allí son más elevadas. Todos los traductores profesionales traducen hacia su lengua materna, luego según el nivel de vida del país, será más caro o más barato.

traductor profesional de ingles a españolLos traductores profesionales freelance que trabajan para agencias de traducción, usan una tarifa muy reducida. ¿A qué se debe? Quien tiene el cliente, tiene el poder. La agencia tiene que cobrarle al cliente un precio adecuado y tiene que conseguir su comisión. ¿Qué consigue a cambio el traductor? Mucho volumen de trabajo.

El trabajo que el pobre traductor freelance de inglés español no encuentra directamente, se lo ofrece la empresa de traducción. ¡Cuidado! Tirar los precios puede hacer pensar a la agencia que estás desesperado y no encuentras trabajo por ser mal traductor. Pon un precio razonable y ponte de acuerdo con el jefe.

Por el contrario, si trabajamos directamente para un cliente particular, entonces tenemos que establecer la tarifa. Nos asemejaremos a la agencia, quizá un pelín más barato para conseguir el trabajo…

Si vemos que nuestros precios les parecen a nuestros clientes elevados, solemos creer que no lo estamos haciendo bien. Valemos lo que nosotros creemos que valemos, y si te lo crees, el trabajo será más ameno y entretenido. También opino que conseguirás mucho antes el trabajo si te ven seguro.

¿Cuánto gana un traductor de inglés a castellano profesional?

Depende de si es un traductor de estos dos idiomas en general o un traductor jurídico inglés español, por ejemplo. Los precios deben estar claros y muy bien definidos al comienzo del proyecto empresarial.

Como media, un profesional puede llegar a traducir alrededor de 2.500 palabras a diario, pero depende de la especialización. Como bien apuntábamos, podrá aumentar o disminuir levemente.

Además, en este apartado también entra en juego el modelo de contrato, si es freelance o trabaja en plantilla.

Indiferentemente de si es un traductor inglés español técnico contratado o autónomo, pueden pasar días sin trabajo por la falta de demanda. Por lo que, según la Asociación Española de Traductores, un traductor gana de media unos 44.000 euros brutos al año.

Si a esto le sumamos que, cerca de unos 12.000 serían de gastos al año, el beneficio total con el que contaría anualmente un traductor estaría en 32.000 euros. Un trabajo que exige una calidad acorde al precio, especialmente si hablamos de un traductor jurídico de inglés a español. Como traductores o interpretes legales de inglés a español y viceversa, el precio se eleva por su dificultad y responsabilidad ante las leyes.

¡Hasta pronto!

Esperamos que esta pequeña guía del traductor profesional de inglés a español y de español a inglés te haya servido. Nuestro propósito es que descubras las claves para trabajar como traductor, tanto contratado como de autónomo.

Solo tienes que ser una persona inquieta, con ganas de aprender y ver las oportunidades que tiene este sector…

¡y cogerlas al vuelo!