Traducción de sitios web y SEO

Traducción de sitios webLos actuales procesos de internacionalización y globalización están haciendo que cada vez más empresas quieran expandirse y acceder a un mayor número de mercados y países. Por esta razón, es fundamental que su sitio web esté correctamente traducido, localizado y optimizado para SEO para que sus productos y servicios puedan atraer a un mayor número de usuarios.

Para llevar a cabo esta labor, es necesario elaboraruna estrategia SEO (Search Engine Optimization) adecuada y orientada a cada mercado para conseguir un mayor posicionamiento en los resultados de búsqueda durante un largo período de tiempo.

En Tradupla S.L.U. contamos con traductores nativos y profesionales y le garantizamos una traducción y localización de calidad para que el mensaje original se mantenga en cada uno de los idiomas a los que quiera traducir su sitio web optimizado para SEO, teniendo siempre en cuenta el entorno cultural que lo rodea. Esto permitirá que su negocio crezca y, con ello, logrará tener más ventaja frente al resto de sus competidores. Le ofrecemos un servicio de calidad con especial atención a las necesidades individuales de cada público destinatario y con gran experiencia y profesionalidad en el ámbito de las redes sociales, plataformas electrónicas y páginas web.

Actualmente, en un entorno en el que todo está programado y la mayoría de la población está online, no es suficiente traducir o localizar un sitio web para tener un gran éxito. Para conseguir un mayor renombre es necesario aumentar el número de usuarios que visitan nuestra web y, con ello, un aumento de las ventas. Para llevar esto a cabo, es fundamental una óptima indexación de nuestra web en los mercados de destino y una buena traducción optimizada para SEO de esta para poder posicionarla en lo más alto.

¿Qué diferencia la traducción clásica o localización de la traducción para Internet?

La localización consiste en adaptar un sitio web a un mercado local y para ello se modifica el contenido, adaptándolo y adecuándolo a un mercado en concreto tanto lingüística como culturalmente. En otras palabras, no solo se trata de traducir palabras, sino de cambiar colores, prefijos, números de teléfono…para que el público se sienta familiarizado con el producto final.

No obstante, hay varias diferencias entre este tipo de traducción y la traducción de páginas o sitios web.

Traducción SEOActualmente, cuando usamos motores de búsqueda para obtener información, estos buscadores muestran un sinfín de resultados posicionados por relevancia, independientemente de su traducción. Para asegurarnos de que nuestro sitio web aparece en los resultados orgánicos, es necesario prestar atención a la traducción optimizada para SEO durante el proceso de traducción. En definitiva, además de informar al público, nuestro objetivo es aparecer entre los resultados más relevantes ofrecidos por el motor de búsqueda en el país de destino. Para conseguir esto, el contenido debe estar actualizado y optimizado mediante el uso de palabras clave específicas para la lengua y el mercado al que nos dirigimos.

Al realizar una traducción optimizada para SEO, es necesario tener en cuenta una serie de elementos:

1. Búsqueda de palabras clave

Las palabras clave son el elemento básico de cualquier campaña publicitaria exitosa. Es fundamental identificar las palabras clave precisas y las más buscadas en el mercado de destino para añadirlas al contenido web y así mejorar la indexación de nuestra página web en Google o en cualquier otro motor de búsqueda.

Por este motivo, no basta con traducir estas palabras, sino que es necesario que estén relacionadas con la cultura local a la que nos dirigimos y que cumplan con los requisitos de nuestro público objetivo, por lo que un traductor nativo es imprescindible en este caso.

2. Title y Meta Tags

El Title Tag se usa como criterio para indexar una página y las palabras clave deben incorporarse a dichas etiquetas. Estas etiquetas no afectan al ranking de posición, sin embargo, son bastante importantes para mejorar la tasa de clics en las páginas que ofrecen los resultados. Estas etiquetas contienen unos 150 caracteres y hacen posible comunicar a los usuarios toda la información relativa al contenido de la página web. Por supuesto, deben estar escritas en el idioma del país de destino.

3. H tags

Los motores de búsqueda analizan siempre el título y el subtítulo de nuestras páginas web, por lo que debemos realizar una traducción correcta y óptima para que la etiqueta H1 posea las palabras clave en cada una de las páginas de nuestro sitio web.

4. Etiquetas “alt” de imágenes

Las etiquetas “alt” son elementos esenciales para posicionar nuestra web, ya que contienen el texto que aparece cuando, por cualquier motivo, no es posible visualizar la imagen en concreto. Por lo tanto, es importante una buena traducción de estas etiquetas para que el público meta entienda y capte el significado exacto.

5. URL

Las direcciones URL también contienen las palabras clave que hemos establecido previamente y pueden ser útiles para una mejor posición en el país de destino. Igualmente, Google llama la atención de los usuarios destacando en negrita dichas palabras clave en los resultados mostrados.