Traducción técnica

En Tradupla S.L.U. encontrará traductores especializados en la traducción técnica y, por supuesto, con un dominio total tanto del idioma origen, como del idioma de destino. Además de poseer una vasta experiencia en la materia y en textos técnicos, nuestros traductores cuentan con un gran control en el proceso de documentación y gestión de documentos.

Traducción técnica

Al igual que en la mayoría de ámbitos de la traducción, en Tradupla S.L.U. se trabaja con bases terminológicas, glosarios y memorias de traducción creados a partir del material del cliente con el objetivo de ofrecer una traducción coherente y de calidad.

Entre los tipos de traducción técnica que se pueden encontrar en Tradupla S.L.U. podemos mencionar:

  • Traducción aeronáuticaServicios de traducción técnica
  • Traducción de arquitectura
  • Traducción de manuales de instrucciones (electrodomésticos, útiles domésticos etc.)
  • Traducción de energía
  • Traducción de ingeniería
  • Traducción de telecomunicaciones
  • Traducción industrial
  • Traducción informática
  • Traducción militar

¿Qué es una traducción técnica?

Al hablar de traducción técnica nos referimos a aquellos textos que presentan contenidos de ingeniería, científico, químico, informático o determinadas áreas que necesitan un gran vocabulario específico.

El traductor debe conocer en profundidad el tema a tratar para poder emplear dicha terminología, dependiendo siempre del encargo al que nos estemos enfrentando, por lo que es requisito fundamental un buen e intenso proceso de documentación.

Características de la traducción técnica

Este tipo de traducción tiene como objetivo transmitir la información desde un punto de vista objetivo, por lo que es imprescindible el uso de una terminología específica y adecuada. Por esta razón, nuestros traductores utilizan memorias y glosarios, herramientas muy útiles que ayudan a mantener una coherencia textual y conseguir una traducción precisa y de calidad.

Características de un buen traductor técnico:

Un traductor técnico, además de conocer tanto el idioma origen como el idioma de destino, debe conocer aspectos culturales de ambos idiomas, así como estar formado y especializado en el tema y, por supuesto, en la terminología empleada en la traducción técnica en el par de idiomas al que se enfrente. Igualmente, debe estar actualizado y conocer todas las novedades relacionadas con este sector, por lo que tiene que estar en continua formación.